viernes, 28 de junio de 2013

Algo tiene tu mirar.

Puede ser que haya descubierto
profundo e inmerso
el universo entero en tu mirar.

Reflejando estrellas
dibujando arcoiris
y ese café adictivo de tus ojos
deteniendo mi palpitar.

Algo tiene tu mirar
que me atrae
que me enloquece
que me hace soñar

Detrás de ese mirar
todo un mar sin descubrir
haciéndome miles de poemas escribir

Sensación indescriptible
dentro de esos ojos caer
poderte querer
amarte una y otra vez.

Que me dejes observar
ese inmenso manantial
que habita en tu mirar

Reflejar el mismo cielo claro
que vive en mis pupilas
amarte sin medidas
que seas todo para mi.

Para Yuri. 

miércoles, 26 de junio de 2013

Libre.

Cuando te conocí me enamoré inmediatamente.

Pero con el amor más puro que puedas imaginar, ese tipo de amor platónico, pero sin obsesión.
Verte me hace feliz. Te amé desde el momento en que estreche tu mano y subimos ese vagón.

Estar contigo me hace feliz, oírte me hace feliz. Pero no te deseo, no te quiero para mi. Te quiero libre, enamorando a más corazones con tus palabras.

Me conformaría con verte diario y recibir un saludo tuyo, entonces yo me sentiría feliz.

Y si te viera con la persona que amas, me sentiría más feliz. No quiero que seas para mi, quiero que seas para quien te merece.

¿Entiendes ese amor? Te quiero tan libre porque libre te conocí, lanzando versos, te quiero libre porque libre eres ya.



viernes, 21 de junio de 2013

Murió un anarquista.

¡Ha muerto un anarquista!

Gritaban en la calle al alto rugir de las sirenas y de el gentío cabreado.

¡Murió un anarquista!
decían con alegría.
¡Murió un anarquista!
"Un revoltoso menos" decía mi padre.

¡Ha muerto por ignorancia!
¡Ha muerto por rebelarse a quien no debía!
murmuraban con afán de creer tener la verdad.

¡Ha muerto! ¡Que felicidad!
Vociferaban todos al unísono
¡Ha muerto! No sabes que contento me siento.

¡Nooooo!
Estalló mi corazón en llanto
mirando con rabia a esa gente
que se mofaban del dolor ajeno.

¡No ha muerto ningún anarquista!
¡No murió!
Grité con furia hacia ellos.

¡Su idea sigue aquí!
Presente, rondando entre nosotros
Habita aquí - señalé mi pecho
Aquí quedará su ideal.

Salpicando su cara con mis lágrimas
comencé a escupir mi rabia
¡No ha muerto!
Porque se ha quedado aquí luchando.

¡No murió!
Ha nacido en otro corazón revolucionario
¡No murió! seguí gritando
Aún nos condenen seguiremos peleando
Aún nos maten seguiremos batallando
Aún nos cuelguen seguiremos combatiendo
Aún nos encierren seguiremos gritando fuerte y claro

"Podrán callar a un soñador pero no al sueño 
y mientras sigamos soñando, seguiremos atacando" 

¡No morirá nunca más!
Aunque el gobierno nos condene
Aunque los medios mientan sobre nosotros
Aunque la gente lo crea
y ¡aunque les duela!
¡Estaremos ahí de pie y combatiendo!

No murió mi compañero anarquista
mientras su sangre sea tan negra
y su voz tan fuerte que resuene en mi alma rojinegra
yo gritaré por él y yo pelearé por él.

Grité con tanta fuerza
que ellos me miraban atentos

¡Deberían avergonzarse!
¡Él no ha muerto cuando su sueño persiste aquí!
¡Sigue de pie, sigue aquí!
y ustedes se ríen porque no tienen sueños
¡Puras excusas! ¡Pura palabrería!

¡Mi hermano no murió!
¡Mi hermano hace latir mi corazón!
¡Y si es necesario comprobarlo...!
¡También deberían mofarse de mi!
¡Y si es necesario... pueden asesinarme aquí!

¡Aunque les advierto que mi voz se hará viento!
¡Y mi sangre el abono que hará crecer flores de libertad!
¡Y mi corazón... mi corazón se lo dejo a ustedes...!
Así comprenderán lo que es el amor y fraternidad.

¡No murió!
Aquí pulula su sentir
¿Ha muerto? ¡No! ¡Aquí estoy yo...!







viernes, 14 de junio de 2013

Mi compañera.

Veré tus ojos iluminarse
al atardecer del día que parece quebrarse
Rodearte en un abrazo
mientras el amor incendia al rededor

Tomaré tu mano
y echaremos a correr
Romperemos esa frontera
que nos impide ver.

Haré contigo el amor
en la calle llena de escombros
sin importar que nos vean
sin importar que vuelen prejuicios.

Haremos el amor y la revolución
detrás de la barricada
inundaremos de amor
cada esquina y cada estancia.

Abriremos mentes
mientras con un beso
me rompes completo
y me vuelves a acomodar.

Mírame como me tienes
desnudo al contacto de tu ser
quiero verte desnuda
sin complejos, sin ataduras.

Quiero verte entera
compañera guerrillera
quiero que tu rugir sea
el de una mujer libertaria
y que tu gemir sea
tan libre como el viento.

Sentir como tu sangre hierve
como cuando peleas al lado mío
como tus ojos no pierden brillo
perderme dentro de ellos
que reflejan el vacío.

Ser siempre tu
mi amada revuelta
que me ames completa
que seas la chispa
que me encienda.

Que seas siempre tu
quien rompa esos esquemas
que detrás de esa capucha
se escondan palabras
y detrás de tu corazón
haya más que acción.

Y volverte a mirar
ver tus ojos clarecer
ver que siguen iluminándose
con las llamas de un nuevo amanecer...


Para Sandra...



domingo, 9 de junio de 2013

Un sólo día más para Soledad.

Me encuentro sola, sentada en una silla de mi cuarto. Respirando lentamente el olor del pasado, encerrada en libros y recuerdos que escalan las paredes de la habitación. Latiendo con fuerza en mi corazón ya cansado.

Admiro cada esquina y cada pieza, no veo como han pasado 50 años tras esta loza más vieja que yo y los años no son los que me pesan... ¡Si no los recuerdos!

Como olvidar que debajo de esa misma loza viví lo mejor que pude vivir en toda mi vida. Dos años de intensa pasión con aquel joven que amé profundamente y hasta ahora sigo amando con tanta locura e ímpetu.
Él se llamaba Carlos, era un escritor poco conocido, recién comenzaba su carrera, no obtenía trabajo, vivía conmigo. 
Lo conocí como se conocen a los príncipes en los cuentos que siempre pintan con final feliz, y que yo misma creí sería un final feliz. 
Como se enamoraba uno en ese entonces, dando bellas palabras y una flor en el parque, haciéndola sentir a una única y deseada.
Lo amé tanto que su recuerdo me pesa como una lápida de muerto en mi corazón. Dos años no sirven de nada más que para pesar 50, como en este mismo momento.
Miro a la cama, esta sola y aún su perfume sigue flotando por el aire, aún lo puedo sentir.

¡Mala suerte mía! Que hasta la soledad la llevo en el nombre. Y Carlos llevo la mala suerte para cumplir con el nombre, me dejo aquí sola mientras el partía hacia ese cielo estrellado que siempre gustaba de admirar por las noches y eran motivo de sus poemas.

Ahora hasta el suelo tiembla fuertemente porque las raíces de nuestro amor quedaron aquí clavadas, siento tu presencia por todas partes y sé que a pesar de tanto tiempo que ha pasado aún sigues aquí amándome.

Cada noche se vuelve 1 de Julio de 1958 y volvemos a ser aquellos dos jóvenes apasionados amándose con frenesí en esa noche de luna llena. Entregándose locamente y sin reparos uniéndose en uno solo, dejar el sexo para transformarlo en sentimientos. 
Cada noche se repite tu amor y el mío, cada noche se vuelve mágica recordando como dos amantes desconocidos para el mundo, hacían su mundo en una habitación. 

Y aún tras estos años no se puede olvidar en este mismo cuarto aislado de todos, donde tus recuerdos abundan y cada noche se inunda de calor.

Aún me llame Soledad y aún ya no estés aquí, me quedo contenta sabiendo que dos años no pasaron en vano, que dos años fui feliz a tu lado.
Y estos libros amontonados en un librero cada uno se impregno de tus letras. 

Sigo sola, sentada en la misma silla, mirando el mismo punto, esa cama perfectamente acomodada llena de tu olor, huele a pasado y a humedad pero aún mis poros dicen que huele a ti. 
Los vellos se me ponen de punta como evocando tus manos recorriendo mi espalda, y la nariz se me congestiona por tu mismo aliento, tu boca se me llena de la tuya y el corazón me deja de latir por tu mismo palpitar...

Y te veo... del otro lado del puente... tomo tu mano... vuelo para llegar a ti... 

Sabía no podía esperar un día más para estar contigo, por fin, un sólo día más para Soledad... ¡Te amo! 





jueves, 6 de junio de 2013

Tres poetas muertos.

No sé como he sobrevivido
al tierno encanto de tus ojos
Con esos mismo que me has enamorado
hacerme tuyo y volverme loco.

Agradezco que esos enormes luceros
me atrajeran como un imán
Intentando descifrar esa mirada tierna
que detiene mi respirar.

 Me han contado que esa misma mirada
a matado a tres poetas
que en su intento de conquistarte
desangraron su corazón en poemas
inspirados en ti.

Esos mismos poetas
que desgastaron sus manos hasta el fin
con el afán de escribir lo más bello para ti.

Tres poetas muertos
a la orilla de tus dedos
capaces de lanzarse al infierno
sólo por hacerte feliz.

¡Y aquí me tienes!
¡Otro tonto poeta!
Escribiendo 1000 versos en la arena
inventando palabras
y universos de letras
para que te enamores de mi.

Moriría contento sólo por tus deseos
uniéndome con la tierra
haciendo crecer flores de cerezo
y mi sangre convirtiéndose en anhelos.

Formaría uno más
aparte de esos tres poetas muertos
que se desvanecieron entre poesías
para llegar a tu corazón.

Gustoso aceptaría
un camino tortuoso
con tal de formar la poesía
más hermosa para ti.

Y aquí formando tal camino
hemos muerto cuatro ya
muertos por el delirio
de tu solo palpitar
del parpadear de tus ojos
que me acaban cada día más.



martes, 4 de junio de 2013

¡Quiéreme como yo te quiero!

Yo sólo buscaba que me quisiera
Así como yo la quería a ella.

Yo la deseaba con profunda intensidad
No hacía nada más que pensar en su risa
Y en esos ojos claros mirando con ternura
Y ese cálido amanecer de su palpitar.

¡Amanecía pensando en ella!
¡Me dormía en su mismo ensueño!
Y ni eso basto para que me quisiera.

¡Escribía poemas en la oscuridad de mi habitación!
¡Encendía una vela evocando su fragancia!
Y ni eso basto para que me quisiera.
                  (Ni un poquitito de lo que yo la amaba)

Me miraba con desprecio
Incluso no me miraba porque era invisible
Y mi error fue portarme transparente
Porque sabía que estaba enamorado de ella.
           (Hasta el último de mis poros temblaba por ella)

Pero mi corazón recibido una sacudida
                                            (La peor)
Cada que la veía suplicaba con la mirada
¡Quiéreme como yo te quiero!
¡Rechazame sólo cuando no quieras mi almohada!
Pero no te resistas a este corazón ardiente
Que con tu sólo respirar caerá inconsciente.

No desprecies lo que deseo para ti
Y las miles de horas que estaré haciéndote feliz
¡Quiéreme un poquito! ¡Poquito de lo que yo te quiero!
No pido más que tu mirar al despertar
Aún no beses mi cuello
¡Quiéreme por un día! Y no te arrepentirás los 364 restantes.
¡Quiéreme! ¡Te lo suplico!

Pero no... Ella sólo me quiere como amigo.







Logos/Carteles

Canal de youtube

Loading...

PDF en Scribd.

Septiembre 2012: Mes de poesía experimental.

Noviembre 2012: Mes de Unión y Solidaridad/ Trabajos enviados por compañerxs.

Febrero 2013: Mes de cuentos eróticos.