miércoles, 16 de julio de 2014

Úrgeme tu presencia.

Me imagino tu piel, que ahora está a kilómetros de mí. Me la imagino en el sol, en el frío de la noche, cuando toca el agua y se abren tus poros dejando escapar tu delicioso olor.

Me imagino cómo olerá al tocar la arena o como permites que el viento pueda acariciarte, que yo siento como una ofensa porque no debería de hacerlo, es egoísta puesto que sólo deseo que mis manos te toquen o mis labios en las noches descubran cada granito y poro de tu piel, es algo celoso, pues todo me pone celosa, hasta las cobijas que te abrigan y la almohada que descansa tus sueños.

Averiguar las pequeñas montañas que alojas en tu ser, los lunares que están especialmente puestos ahí, en el universo de tu cuerpo. Beber insaciablemente del mar que habita en tus piernas, entre ellas. Besar cada dedo tuyo que luego resbalará por mi cabello. Echarte una ojeada cuando estés durmiendo y sobar tu pecho.

Me da envidia quien puede por lo menos hablarte, quien puede verte. Hoy que es de noche y que el frío seguramente recorre nuestros cuerpos, tengo ganas de ti.

De ahogarme entre el desmesurado río de deseo que me provocas y que diario me llama para ir a buscar tu aliento, tu sexo.

Tengo ganas que sólo se saciarán contigo, unas ganas enormes de que calmes este celo infernal que habita entre mis piernas, que chorrea constantemente por ti, a la espera de tus besos y de tus dedos.

De tu piel rozando en fricción con la mía, de tus labios mordiendo los míos con tanta fuerza que me importara poco como terminen.

Mejor aún, tengo ganas de que tus huevos hagan con mis nalgas unos aplausos que simulen multitudes, sabiendo que es el mejor acto en una obra donde dos personas fusionan hacer el amor y tener sexo.

Tengo ganas de mis uñas en tu piel, mientras buscamos el final perfecto para dos seres follando en conjunción con amor. Tengo ganas de una explosión tuya nacida de la estimulación de mi vagina, aprisionarte con ella hasta que me des lo que quiero; tu derramándote en ella, buscando llegar hasta lo más recóndito.

Úrgeme tu presencia en esta noche, cuando quiero tu sexo dentro del mío, para poder olvidarnos del frío.




2 comentarios:

  1. Sin aliento. ! Realidades bien volcadas, para reafirmar la sexualida.
    www.caminante-buceador.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Me encantaaaa, excelente!!

    ResponderEliminar

Comentar no cuesta y ayuda a mejorar! :)

Logos/Carteles

Canal de youtube

Loading...

PDF en Scribd.

Septiembre 2012: Mes de poesía experimental.

Noviembre 2012: Mes de Unión y Solidaridad/ Trabajos enviados por compañerxs.

Febrero 2013: Mes de cuentos eróticos.