domingo, 20 de octubre de 2013

Irremediablemente.

No creo en la suerte
ni en el azar ni en el destino.

Irremediablemente odio el día
en que creía la suerte existía
y tu paso junto al mío se unían
gracias a ella.

Camino frente el lugar donde te vería
odio salir y tener que pasar por ahí
desvío la mirada por las mañanas
se me escapa una lágrima
porque ridículamente pienso
que te veré ahí
esperándome.

Me miro al espejo y me doy asco
pálida, ojerosa y con un montón de ganas de ti
cuando tu ya partiste con otra ave
a buscar lo que yo, seguramente, no te di.

Voy vagando en la calle
que se amontona de gente y de fechas
hasta la explanada de la localidad
me recuerda el día en que te conocí.

Tiene nuestra fecha inscrita en una placa
irónicamente el día de la revolución
me revolucionaste a mi sin querer.

Por las noches con los ojos perdidos
pienso en lo que dejamos de hacer
todavía sigues siendo mi delirio
todavía escucho la canción que me diste
hasta el amanecer.

En las noches es cuando más te pienso
me obligo a desangrarme
a pensar en con quien estarás
y si lo disfrutarás.

Y te odio como nunca he odiado
quisiera ir a retorcerte las tripas
y el corazón como a mi me ha pasado
me gustaría tomarte y obligarte
a que me quieras otra vez y muchas veces más.

Deformar tu cara, arrancarte los ojos
esos ojos hermosos donde siempre me reflejaría
y te odio con más fuerza
no sé de quien serán tus manos
que volvían a pintar hermosos cuadros
no sé quien gozará de tus labios
y a quien les darás todos mis besos amados.

Agoto toda mi estúpida agua salada
y me quedo suspirando hasta que duermo
irremediablemente, amor mío
te amo en las mañanas cuando pienso
en tus palabras y cuando leo tus cartas.

Me recuerdas al viejo loco
que en mi habitación dormía
que decía que los fantasmas no existen
y yo te conozco a ti
recorriendo mi memoria y mis recuerdos
durmiendo en mi cama
pasando por toda la estancia
como si disfrutaras estar fastidiando.

Irremediablemente te amo
como nunca he amado
irremediablemente te pienso
e irremediablemente te odio
por todo lo contado.

Sé que por ahí estarás
siendo feliz con alguien más
con tu cerveza y tu tabaco
sin pensar en mi
sin mirar ni un poquito hacia atrás
donde yo te esperaba.

Sé que ni me odias ni me amas
sé que sólo fui algo más
sé que irremediablemente te seguiré amando
y como un perro esperando tu llamado.

Irremediablemente si me llamas
volveremos a repetir estos pasos.

Irremediablemente llegará alguien más
no será lo mismo que tu
ni soñarlo
poco a poco te iré olvidando
eso lo espero
serás el mejor recuerdo jamás imaginado
aunque te ame y te odie al mismo tiempo
sé que así será.

Irremediablemente, eres lo mejor de mi pasado.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentar no cuesta y ayuda a mejorar! :)

Logos/Carteles

Canal de youtube

Loading...

PDF en Scribd.

Septiembre 2012: Mes de poesía experimental.

Noviembre 2012: Mes de Unión y Solidaridad/ Trabajos enviados por compañerxs.

Febrero 2013: Mes de cuentos eróticos.